13 de OCTUBRE


El 13 de octubre de 1901 nace en La Unión, Tomas Francisco Cano Ruiz, periodista, maestro racionalista y propagandista anarquista y anarcosindicalista, también conocido como Altea, y usaba a veces el apodo de José Altamira Roca. Fue miembro de una conocida muy humilde familia anarquista, entre los que destacan sus hermanos Benjamín, Vicente y Juan.1915 empezó a colaborar con el periódico anarquista El Rebelde y el año siguiente durante unas vacaciones en Melilla, conoció Rueda y Paulino Díez, siendo expulsado por las autoridades militares de la plaza africana. Afiliado a la CNT, 1918 participó en la Campaña Nacional de Propaganda Anarquista en Murcia. En diciembre de 1919 asistió al II Congreso de la CNT en Madrid. Entre 1919 y 1920 vivió en Barcelona, ​​donde militó en la CNT y en la Federación Nacional de Grupos Anarquistas. En esa época hizo mítines con Salvador Seguí y formó parte-con Simón Piera Labrador, Josep Molins, Andreu Nin y Enero Minguet- del Comité Nacional clandestino de la CNT, pero fue detenido casi inmediatamente. También 1920 asistió a un acto antirepresivo con la UGT en Granada. El 28 de octubre de 1920 fue detenido en calidad de delegado de la CNT del barrio barcelonés de Gracia con sellos, carnets confederales y documentos. Para ganarse la vida hacía, en este periodo, de panadero en Barcelona. El 28 de mayo de 1921 fue detenido en el Sindicato Único del Ramo de la Construcción de Barcelona, ​​clausurado entonces por las autoridades, en calidad de miembro de Comité Pro-Presos, con sellos, recibos de cotizaciones y textos y folletos subversivos. Entre el 11 y el 12 de junio de 1922 participó en la Conferencia de Zaragoza. Este año hizo mítines con Ginés Ros por la zona del levante peninsular. Por este tiempo fue requerido por varios juzgados de Barcelona y de Valencia por delitos de estafa. El 16 de noviembre de 1922, a raíz del robo de 66.900 pesetas al cajero ya unos empleados de la Compañía Arrendataria de Tabacos en Valencia ese mismo día cuando pretendían ingresar el dinero en el Banco de España, fue detenido con Vicente Altamira y José Miró Lázaro acusados ​​de haber perpetrado este delito y de pertenecer al grupo de acción «Brazo y Cerebro" de Valencia. Sin juicio, fue cerrado un tiempo y salió en libertad provisional.En estos años colaboró ​​en Alba Social, Redención y Estudios. 1927 participó en la fundación de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y, con Pedro Vargas, en una campaña exigiendo libertades públicas (Alzira, Burriana, etc).El 29 de noviembre de 1928 comenzó el juicio por el atraco a mano armada de noviembre de 1922, considerado el último juicio de la época del pistolerismo.A él, a José María Tadeo Navarro ya Francisco García García, se les pidió 12 años y un día de cadena temporal por atraco, más seis meses y 250 pesetas de multa por uso ilícito de armas; a Eustaquio Teruel Sánchez, seis años y un día de prisión mayor; ya Manuel López Rigel, nueve años de prisión correccional.El 27 de noviembre de 1928 la sentencia lo condenó a 10 años de presidio mayor por atraco ya dos meses y un día por uso de nombre falso, además de indemnizar con 278.750 pesetas a la tabacalera, además de una condena por injurias a la magistratura en el periódico Cultura Proletaria de Nueva York.Al salir de la cárcel se exilió, con su madre, María Ruiz, y sus hermanos, primero a París, donde fue secretario de la Federación Anarquista del Sena, y luego en Argel. 1930 volvió a Barcelona, ​​donde dirigió Tierra y Libertad. En 1931 fue redactor de Solidaridad Obrera, publicación que más tarde, con Felipe Alaiz, dirigió. El 5 de julio de 1931 participó en un mitin anarquista en el Palacio de Bellas Artes de Barcelona, ​​organizado por CNT, con Francisco Ascaso, Santiago Bilbao, Mariano Durruti y Arturo Perera, para protestar contra la carestía de la vida. En esa época hizo ocasionalmente de profesor en la Academia Pestalozzi que dirigía Pilar Grangel. Durante la II República llevó a cabo una intensa labor periodística, faceta que compaginó con la realización de conferencias y mítines. Entre mayo y junio de 1931 asistió a la Conferencia catalana, donde propuso que la FAI fuera invitada al próximo congreso de la CNT, proposición que fue aceptada. En agosto de ese año participó, con Joan García Oliver y Gregorio Jover, en el mitin pro presos realizado en el Palacio de las Artes Industriales de Barcelona. El 13 de octubre de 1931 habló, junto con Ramón Acín y Antonio Martínez Novella, en un mitin en el Teatro Principal de Huesca para celebrar la legalización de este sindicato en la ciudad. A raíz del Pleno Regional de Sindicatos de Cataluña, celebrado en Barcelona entre el 11 y el 13 de octubre de 1931, fue nombrado miembro del consejo de redacción de Solidaridad Obrera. En enero 1932, a raíz de la insurrección del Alto Llobregat, fue detenido con el resto de miembros de este consejo y fue cerrado en el barco «Buenos Aires», para ser deportado con Buenaventura Durruti, Francisco Ascaso-con estos dos organizó una huelga de hambre en el barco y por lo que fueron separados en compartimentos aislados del resto de los compañeros confinats- y muchos otros en Bata y Fuerteventura hasta septiembre. Después intervino en el mitin de la FAI en Barcelona y en diversos actos celebrados en Alcoy y en Sant Adrià de Besòs.Durante este ultimo tramo de 1932, con Sebastián Ballesta, José Pastor, Serafín Aliaga y otros, fundó las JJLL de Alicante, y hasta el 1934, con su hermano Benjamín, participó en la Agrupación Pro-Escuelas Racionalistas de Alicante y ambos hicieron clases en las dos escuelas racionalistas que funcionaban en esta ciudad, la de la calle Maestro Marqués, promovida por el Ateneo Libertario de Alicante, y la situada en el barrio de San Gabriel, alrededor del Sindicato Ferroviario de la CNT y de las JJLL. El 9 de mayo de 1933 resultó gravemente herido, y un compañero suyo (Manuel Martínez Castellanos) muerto, en un choque con la policía durante una huelga en el puerto de Alicante, en el que murió el agente Vicente Aracil Cortés; de esta refriega le quedó lisiada la mano derecha. En julio retoma las tareas de propaganda con un mitin confederal en Torrevieja y octubre en un acto conmemorativo del pedagogo Ferrer Guardia en la Casa de la Republica del barrio de Carolinas, pero sólo unas semanas después encarcelado por cargos que sumaban 3 años. El juicio tuvo lugar en Alicante en enero y fue absuelto junto con su hermano Ramón. En ese mismo 1934 fue nombrado secretario del Comité Peninsular de la FAI, y se dedicó a tareas de difusión de la enseñanza racionalista desde las páginas de La Soli. 1935 entró en el Comité Peninsular de la FAI, formó parte de la redacción de Liberación, encabezó la iniciativa para construir un hospital proletario, al tiempo que dirigía el periódico La Voz Confederal, órgano de la CNT y de la FAI hasta que el 2 de junio de 1935 fue detenido en Barcelona, ​​junto con otros seis compañeros que trabajaban en dos imprentas clandestinas, y poco después -agost- trasladado a Alicante para ser nuevamente procesado. El 18 de noviembre participó en un mitin de afirmación confederal contra la guerra en la Plaza de Toros de Valencia, organizado por los Sindicatos Únicos de la CNT, con Manuel Pérez Feliu, Pablo Monllor, José Villaverde y Francisco Ascaso. A raíz del golpe militar fascista de julio de 1936, en septiembre de este año representó la FAI en el Consejo Municipal de Alicante, y en octubre preside un mitin de afirmación confederal antifascista en el Salón Moderno, con la presencia de Pedro Falomir y Juan López, y otro similar en diciembre, con la presencia de Serafín Aliaga, Federica Montseny y Mariano R. Vazquez. Durante el año siguiente, después de una accidentada manifestación en Alicante en febrero, fue uno de los representantes de «Los Amigos de México» en Alicante en un acto celebrado en Elche en marzo, y también militó en Murcia y criticó durísimamente la fuga de Madrid del Gobierno republicano y el gubernamentalismo confederal. En abril de 1937 representó el Sindicato de Profesiones Liberales de Alicante en el Pleno Regional de Levante. Entre 1937 y 1939 dirigió el periódico Confederación. En 1938 fue nombrado delegado del Consejo Nacional de la Infancia Evacuada del Ministerio de Instrucción Pública y Sanidad en Murcia, y participa en el congreso nacional de las JJLL de octubre en Barcelona en nombre del CR de Cataluña. Durante los años bélicos también hizo varios mítines y conferencias -Villarreal (1937), Valencia (1937 y 1938), etc El 27 de enero de 1939 fue elegido miembro del Consejo Municipal de Valencia por la FAI, en sustitución de Benjamín Gregorio. Con el triunfo fascista, parece que ingresó en el reformatorio de Adultos de Alicante pero se salvó del fusilamiento. Después de una temporada de trabajos forzados salió de prisión y, después de un tiempo haciendo de profesor, cruzó los Pirineos. En el exilio ocupó cargos de responsabilidad orgánica y dirigió publicaciones. Durante los años posteriores recorrió América, se establece un tiempo en La Paz y después se instaló en París trabajando como profesor de castellano en Nanterre. Durante estos años de exilio defendió Indalecio Prieto e incluso se afilió al PSOE, hechos que decepcionaron fuerza muchos compañeros aunque después corrigiera. 1962 y 1971 hizo conferencias en París. 1974 fue nombrado secretario de la Regional de Levante de la CNT del Exilio. Instalado en Les Lilas, hizo conferencias partes. Tras la muerte del dictador Francisco Franco, hizo clases en escuelas de verano en Murcia. 1983 se estableció en Valencia y posteriormente en Murcia. Encontramos artículos suyos en numerosas publicaciones periódicas, tales como Ação Directa, adarga, Aurora, A Batalha, Cenit, Le Combat Syndicaliste, A Común, ¡Desperdad !, España fuera de España, Espoir, Estudios, Los Galeotes, Liberación, Manha, Mujeres Libres, Nueva Humanidad, Ruta, Solidaridad Humana, Solidaridad Obrera, Tierra y Libertad, La Voz de las Artes Blancas, Umbral, etc Ayudó Manuel Buenacasa en su historia del movimiento obrero y colaboró ​​en la edición castellana de la Enciclopedia Anarquista. Es autor de Nuestra odisea en Villa Cisneros, Recordando a Antero de Quental, Recordando a Francisco Giner de los Ríos, La FAI y los Momentos actuales (1937), El Cantón de Cartagena (1973), Binomio CNT-FAI. 19 de julio de 1936 (1975, con Eleuterio Quintanilla y Antoni García Lamolla), Homenaje a Ferrer Guardia, fundador de La Escuela Moderna (1976), Cuestiones Ibéricas (c. 1977), La Commune de París (1871) (1977), Zarabanda insular (1977), Doña Anastasia (1979), Memorial de Chicago (1979), Miguel Bakunin. Su vida y su obra (1980), homéricas regionales (1981), Escuela de verano (1982), etc Pensamos que la foto adjuntada, aunque aparecerán en una revista que afirmaba pertenecía a Vicente Cano Ruiz, el mismo Tomás escribió en la revista para acusarlos de difamación y falsedad, y afirmando que era él. Era yerno de Santiago García, militante confederal asessinat por pistoleros monárquicos en diciembre de 1930 En su pueblo natal una calle lleva su nombre. Tomás murió en Murcia en 1986.

El 13 de octubre de 1909 es fusilado en el castillo de Montjuïc el librepensador, masón, militante y pedagogo libertario Francisco Ferrer Guardia.Hijo de Jaume Ferrer y de María de los Ángeles Guardia, había nacido en Alella, pueblo situado a unos veinte kilómetros de Barcelona, ​​el 14 de enero de 1859 -muchas fuentes citan erróneamente el 10 de enero. Sos padres eran propietarios acomodados, católicos creyentes y practicantes. Hasta los 10 años estudió en la escuela municipal de Alella, y durante los dos años siguientes asistió a la escuela de Teià.Cuando llegó a los 12 años, se acabaron sus días de escuela. En octubre de 1873 encontró colocación en la tienda de Pablo Ossorio, comerciante de tejidos amigo de su familia, en Sant Martí de Provençals, barrio de Barcelona. La influencia de su dueño, que era un anticlerical ardiente, minó la ortodoxia que había mamado en su casa y había llevado de casa y de la escuela; pero es evidente que la semilla de revuelta ya era sembrada en su espíritu incluso antes de que se fuera de Alella, y cuando llegó a la madurez, era un republicano y librepensador declarado y apasionado. Con el trabajo pudo ahorrar para pagarse la exención del servicio militar y completar su formación aprendiendo francés. El 30 de julio de 1878 entró al servicio de la Compañía de Ferrocarriles, haciendo servicios en Cataluña, Madrid, Zaragoza y Alicante, y poco tiempo después se casó con Teresa Sanmartí Guiu, una joven que había conocido en el tren. Haciendo de revisor debía ir de la frontera francesa en Barcelona y viceversa, lo que le permitió convertirse en un valioso medio de comunicación entre Manuel Ruiz Zorrilla, el líder republicano, y sus afiliados de España. En 1884 se inició en la masonería, participando en la logia «La Verdad» de Barcelona. En esta tarea insurgente continuó hasta el 19 de mayo de 1885, que dimitió del cargo y se estableció en París. Esta decisión está relacionada con la insurgencia de Santa Coloma de Farners, de la que tomó parte. Los primeros años de Ferrer en París fueron años de pobreza y lucha. Primero regentó una tienda de vinos en la rue Pont Neuf 19, que transformará en un pequeño restaurante llamado «Libertad»; y durante su tiempo libre leía los autores libertarios y establecía una estrecha amistad con el anarquista Charles Malato. De 1889 en adelante se ganó la vida dando lecciones de español, mientras hacía de secretario sin sueldo de Ruiz Zorrilla del Partido Republicano Progresista. En 1890 se afilió a la logia masónica «Las vrai Expertos de París». En 1892 participó en el Congreso Librepensador de Madrid. En aquella época pensaba en la organización de un gigantesco complot revolucionario, pero no mucho después del derrumbe de su vida familiar -desde de abril de 1899 vivía maritalmente con Léopoldine Bonnard, parisina y 13 años más joven que Ferrer- , se inició un cambio en su actitud hacia el partido republicano y hacia la acción política en general, militante decididamente en el movimiento anarquista. Brevemente, llegó a sentir que las revoluciones políticas no podían dar frutos duraderos en España mientras más del cincuenta por ciento de sus compatriotas permanecieran analfabetos, y la educación del resto, miserable, tanto de métodos como de espíritu. Por eso volvió a Barcelona, ​​con el dinero alegados (un millón de francos) por su alumna Ernestine Meunier, y en septiembre de 1901 la Escuela Moderna fue abierta en el número 56 de la calle de Bailén. En esta empresa tendrá el apoyo de la maestra Soledad Villafranca, que devendrá su nueva compañera. Ferrer no era tan el iniciador como el sistematizador del movimiento por la enseñanza racionalista. La novedad de la Escuela Moderna era, en primer lugar, la aplicación de métodos modernos y científicos de pedagogía, y en segundo lugar, la introducción de una filosofía definidamente racionalista, humanitaria y antimilitarista. Ferrer no pensaba que su misión fuera simplemente de dar a sus compatricios algo mejor que la educación deplorable servida por el Estado y la Iglesia. Creía que su sistema era un mejoramiento, no sólo respecto a la enseñanza español -hecho que habría sido una pretensión modestamente, sino respecto a la enseñanza tal como es practicado en el mundo en general. Se daba cuenta ya de la dificultad de llevar a cumplimiento sus ideas-de encontrar profesores, libros de texto y material escolar adecuados a su punto de vista. Pero que este punto de vista era absolutamente bueno, no para España solamente, sino para toda la humanidad, no tenía ninguna duda. Se había convencido de que las cosas extraterrenales o no existían o no importaban, y le parecía que su primer deber de educador era de llevar esta idea a la mente de los niños. Y aún más profunda que la rebelión contra el sobrenaturalismo, estaba la rebelión contra la dominación y explotación de clase. Por otra parte, la educación estatal era a los ojos de Ferrer menos tan dañina como la educación eclesiástica. La Escuela Moderna era claramente y abiertamente una escuela de ciudadanos rebeldes, una escuela que se proclamaba anarquista. Era muy natural, pues, que excitara el más grande horror en los espíritus clericales y conservadores. Ferrer se había convencido de que España no estaba madura para la Revolución; pero el objeto de su obra era de enmendar la inmadurez educando librepensadores. Por tanto, sus enemigos afirmaban que su «revolucionarismo» era sinónimo de terrorismo. Para llevar a cabo la educación que se propone Ferrer crea la editorial de la Escuela Moderna: publica una serie de más de cuarenta volúmenes de cubierta roja y variados en su contenido. Algunos de ellos son textos elementales de lectura, aritmética, geografía, gramática, etc Otros son tratados más complejos como el Origen del Cristianismo, de Malvert; La sustancia universal, de Bloch y Paraf-Javal; y la Evolución superorgánica, de Lluria, provista de un prefacio del doctor Ramón y Cajal. Más importante, sin embargo, que los libros de texto, como testimonio del espíritu y los métodos de la Escuela Moderna, es el Boletín mensual que publicaba. Entre las dos series o «épocas» de esta publicación, aparecieron en total sesenta y dos números. El Boletín es, de hecho, un periódico pedagógico dirigido, no a los niños, sino los padres, y muy especialmente a los maestros. Consiste en gran parte en traducciones de obras de Paul Robin, Élisée Reclus, Flammarion, Anatole France, Gustave Hervé, Herbert Spencer, Haeckel, Kropotkin, Gorki, Tolstoi, y especialistas franceses, belgas, italianos y americanos en cuestiones de educación y de higiene. También la editorial publicará el periódico anarquista La Huelga General, que reivindicará y justificará esta medida revolucionaria como herramienta de lucha. Huelga decir que la coeducación era un principio fundamental de la Escuela; y que los maestros tenían que renunciar a todo castigo, material o moral, salvo que pudiera haber en las necesarias consecuencias de la falta misma. Las recompensas también eran tabú como los castigos, y el incentivo de hacer la competencia eliminado hasta donde era posible. Se insiste a menudo en los méritos de la enseñanza «integral», es decir, la educación no basada en distinciones de clases, sino igualmente adecuado para todos los ciudadanos. El 31 de Mayo de 1906, Mateo Morral, que había hecho de bibliotecario en la Escuela Moderna tiró una bomba a los reyes de España recién casados, cuando la comitiva nupcial pasaba por la Calle Mayor de Madrid. Salieron ilesos pero hubo veintidós seis muertos y muchos heridos. Ferrer fue detenido el 4 de junio y estuvo más de un año en la Cárcel Modelo de Madrid. La Escuela Moderna y muchas otras fueron cerradas, y aunque él fue absuelto de complicidad en el acto de Morral, lo fue indudablemente para él el comienzo del fin. Al salir de la prisión, Ferrer intentó obtener autorización para volver a abrir su escuela; pero después de aplazarlo durante dos años, el ministerio de Instrucción Pública decidió, justo antes de su muerte, que la autorización no podía ser acordada. La razón alegada era que los libros utilizados no cumplían los requisitos reglamentarios. Privado de llevar a cabo su obra en el campo que había elegido, se vio forzado a crear uno de más ancho para sus energías: la Liga Internacional para la Educación Racional de la Infancia. Esta organización internacional no era más que una consecuencia lógica de sus principios.Anatole France se convirtió en presidente honorario de la Liga; Ferrer era presidente; CA Lais, vicepresidente; Charles Albert, secretario; y el Comité internacional estaba constituido por Ernest Haeckel (Alemania), William Heaford (Inglaterra), Giuseppe Sergi (Italia), Paul Guille (Bélgica), y H. Roorda van Eysigna (Suiza). Tenía por órgano una revista llamada El Ecole Renovée, fundada por Ferrer en Bruselas, pero posteriormente trasladada a París. También retomó la publicación del Boletín mensual de la Escuela Moderna, y su obra editorial. Esta liga contaba a finales de 1908 con sólo 442 socios, la mitad en Francia. A principios de julio de 1909 se inicia la guerra con Marruecos y el gobierno moviliza el ejército y los reservistas. Este hecho provocará la Semana Trágica, para los reaccionarios, o la Revolución de Julio, para los insurgentes. La guerra es rechazada por el espíritu popular por tres razones. En primer lugar, el anarquismo que domina entre los obreros es esencialmente una doctrina internacionalista y pacifista. Mira la bandera sin emoción y considera el «honor nacional» como un mito inventado por los militares y los curas que conspiran con los capitalistas en el proceso de explotación que este llaman gobierno. En este aspecto, las opiniones de los socialistas son prácticamente idénticas a las de los anarquistas. En segundo lugar, esta campaña tenía la apariencia de una guerra de pura agresión, empresa al dictado de un grupo de millonarios, estrechamente relacionados con el Gobierno, cuyos intereses eran completamente extraños al obrero español. Se creía, también, con razón o sin ella, que muchas de las acciones mineras eran los jesuitas o por los jesuitas.En tercer y esto es lo que llevó a las mujeres a miles en las filas de los contestataris- la cuestión del servicio militar era exasperadorament injusta.Por un lado, el hijo del burgués, que podía permitirse pagar trescientos duros para la exención, no necesitaba poco ni mucho presentarse a filas; por otra parte, la mayoría de reservistas que entonces eran llamados eran hombres que después de pasar dos años en el ejército, habían podido volver a la vida civil y casarse. Entonces los arrancaban de ses esposas y de ses familias, para derrochar su vida. Durante todos los trasiegos las mujeres representaron un papel principal. Era en buena medida una revuelta de mujeres. Las manifestaciones y los actos de protesta contra la guerra son cada vez más numerosos. Se forma un Comité de huelga con tres miembros (Antoni Fabra Ribas, Miguel Villalobos Moreno y F. Miranda) que representan los sindicalistas, los socialistas y los anarquistas. Por medios sencillos, pero efectivos, la proclamación de la huelga general para el lunes día 26 de julio se extiende por las poblaciones manufactureras de Cataluña. Nominalmente debía ser una protesta pacífica, sólo de veinte y cuatro horas, contra la aventura marroquí. En frente de los primeros disturbios se declara el estado de guerra. El movimiento se había ya escapado entonces completamente del control del Comité de huelga. Pero no fue ninguna orden de los jefes que llevó al estallido decisivo. Fue en parte la impaciencia de los reservistas, fue en parte que los líderes se mantenían a un lado, consternados, y fue en parte un rumor muy extendido que diez soldados catalanes habían sido fusilados en llegar a Melilla. Ferrer fue detenido el 31 de agosto por miembros del somatén de Alella acusado de ser el autor y jefe de la revuelta; resulta que los días de gestación y de desarrollo de la insurrección, Ferrer ni estaba en Barcelona, ​​era en su masía de Mongat. Los diez mil volúmenes de la librería de la Escuela Moderna serán requisados ​​y 34 centros que impartían enseñanza según los criterios ferreristes fueron clausuradas por el gobernador. Uno de los principales diarios católicos, El Universo, en un artículo publicado inmediatamente antes de la captura, mostraba gran preocupación por miedo a que, como en el proceso de Madrid de 1907, se escapara de las manos de un tribunal civil. Los tribunales civiles, observaba, tenían la costumbre de insistir en pedir «pruebas de culpabilidad claras, precisas y decisivas»; y señalaba la superior escaiença los tribunales de honor militares y navales, los cuales «no necesitan someterse a pruebas concretas, sino que se satisfacen con una convicción moral, formada en la conciencia de quienes los componen». El estado de guerra había cesado hacía tiempo, y la ley normal del país había reanudado su vigencia. Pero con esta ley las personas acusadas de delitos contra el ejército debían ser juzgadas por el ejército, y según un conjunto de disposiciones que dejaban el preso en la posición más desventajosa. El sábado día 9 de octubre, se constituyó el Consejo de guerra en la Cárcel Modelo de Barcelona para juzgar Francisco Ferrer. Hasta las normas del procedimiento judicial militar, groseramente injustas como son hacia el acusado, no fueron observadas en su caso; fue un juicio farsa espectacular. Fue condenado a muerte, y, a pesar de las manifestaciones de protesta que se organizaron en toda Europa, el 13 de octubre de 1909 fue fusilado en el foso del castillo de Montjuïc; sus últimas palabras fueron: «Soy inocente. Viva la Escuela Moderna! ». Tanto en España como fuera de España, Ferrer ha sido a menudo llamado "el Dreyfus español». Las semejanzas entre ambos «asuntos» son, verdaderamente, clarísimas. En cada caso vemos el militarismo, inspirado por el clericalismo, pisando ásperamente los principios y las prácticas judiciales más llanos. La víctima es en cada caso un personaje odiado por la Iglesia -a Francia un judío, en España un librepensador. Pero la gran diferencia entre los dos casos radica en que el Gobierno español mató a la víctima. Quizás tuvo en cuenta el caso Dreyfus y decidió buscar la seguridad en el irreparable. Mantienen actualidad las palabras pronunciadas por P'otr Kropotkin en Londres después de la muerte de Ferrer Guardia: «Ahora está muerto, pero es nuestro deber explicar su obra, continuarla, difundirla y atacar todos los fetiches que mantienen a la humanidad bajo el yugo del Estado, el capitalismo y la superstición ». Después de su muerte multitud de centros basados ​​en los postulados de la Escuela Moderna se esparcieron por todo el mundo, desde Suiza hasta América-una de las más importantes fue la Modern School de Nueva York, fundada en 1911 Numerosos calles europeos llevan su nombre.En Bruselas, el 5 de noviembre de 1911, se erigió un monumento, obra del arquitecto Adolphe Puissant y del escultor Auguste Puttemans, fruto de una suscripción popular internacional. El 13 de octubre de cada año, la Universidad Libre de Bruselas rinde homenaje en su honor ante su estatua.Durante la Revolución española la plaza barcelonesa de Urquinaona tomará su nombre, así como el Teatro Borràs de la ciudad. A finales de 1987 se constituyó en Barcelona la Fundación Francisco Ferrer Guardia, dedicada a promover su figura y sus ideas. Francisco Ferrer Guardia está enterrado en el cementerio de Montjuïc junto a Durruti y de Ascaso.

------ ---------Alacant Obrera--------------
Ignacio Núñez Soler

Ignacio Núñez Soler

13 de octubre de 1983 , la muerte de Ignacio Núñez Soler, Asunción (Paraguay). 
Militante anarquista y pintor paraguayo anarcosindicalista renombrado. 
nació en Asunción el 31 de julio 1891 Su padre Adolfo R. Soler era abogado, periodista y político liberal. Pero ese es el nombre de su madre (Nuñez) Ignacio aparece en primer lugar en su nombre (a diferencia de la tradición paraguaya). Durante su juventud, Ignacio diversos trabajos como artesano, vendedor ambulante, carpintero, albañil, pintor. Estos son sus hermanos, Manuel Tomás, el primer carpintero y pintor segundo, ambos activistas Forp "Regional de Trabajadores Federación Paraguaya "que se meten en los círculos libertarios. Ignacio participa en la constitución del sindicato de carpinteros y de pintores.En agosto de 1912, participó en la creación del " Centro de Estudios Sociales Rafael Barrett- . " En 1916 fue uno de los fundadores del grupo Primero de Mayo, y el mismo año, el CROP "Centro Regional de Trabajadores del Paraguay" y fue elegido como el primer secretario. CROP publicar el periódico "El Combate", que se convertirán en los primeros 20 años, "Renovación" (que se publicará hasta 1926). 
Su activismo militante le valió varias veces en la cárcel y el exilio. Al mismo tiempo, su hermano Tomás le presentó a la pintura artística. Su encuentro con dos pintores europeos con sede en Asunción, Julio Mornet francés e italiano Guido Boggiani contribuyen a su formación. Se da cuenta de murales ornamento para salas públicas o privadas (más de un centenar en toda la ciudad de Asunción). También pintó lienzos y exhibió en 1931 en la galería "Casa Argentina." Esta primera exposición marca el inicio de su reconocimiento como pintor. A continuación, se conecta exposiciones tanto individuales como de grupo, pero no conserva sus menos las ideas anarquistas, que representa en muchas de sus pinturas de las masas obreras y campesinas en lucha, y de las grandes figuras del movimiento obrero internacional. En 1980, publicó su autobiografía "de un sindicalista Evocaciones Revolucionario" (Evocaciones de un sindicalista revolucionaria). Murió en su querida ciudad de Asunción a la edad de 92. 
(Biografía inspiró en gran medida por el trabajo colectivo: "¡Viva la anarquistas sociales y anarco-sindicalistas en América Latina (1860-1930)" América ed. libertaria (2013).


El 13 de octubre de 1883 , el nacimiento de Mario BUDA


13 de octubre de 1893 , el nacimiento de Fioravante MENICONI

 

13 de octubre de 1827 , nacimiento de Giuseppe Fanelli

  

Los anarquistas detenidos en Alejandría

"Un anarquista detenido en Alejandría"
Burning "Monitor-du-Puy-de-Dome" de 06 de noviembre 1898.

13 de octubre de 1898 en Alejandría (Egipto), en el anarquista italiano Ugo Parrini, es un lugar de encuentro en las acciones a realizar con motivo de la visita del emperador alemán Guillermo II en Jerusalén y El Cairo. De acuerdo con un provocador encubierto del grupo de anarquistas italianos, una bomba fue programada Place Mehemet Ali en El Cairo. El 29 de octubre, en las instrucciones de la policía consulado italiano allanaron los locales donde se celebraron reuniones arrestar anarquistas presente y el acaparamiento exposifs marcha que había sido depositado. Anarquista italiano Ugo Parrini Francesco Cini, Luigi (Ugo?) Polli, Pietro Vasai, estarán involucrados en este complot urdido por los servicios de la policía italiana. En el juicio, Ugo Parrini acusado "Asociación de los delincuentes y el asesinato defender" , demostró su inocencia y agente provocador desenmascarado, pero encuentra en Ancona, será condenado a siete años de prisión.

 


Postal 
"La multitud contemplando los restos de los disturbios frente a la Embajada de España"

13 de octubre de 1909 , por la tarde, en muchas capitales y ciudades de Europa, que tendrá lugar manifestaciones. Grandes multitudes se manifestaron en contra de la ejecución de Francisco Ferrer . "La multitud gritó que Ferrer sería vengado, que su obra sería continuada. Ella gritó su odio hacia el oscurantismo " . París, violentos enfrentamientos con la policía antes de los tranvías españoles Embajada, quioscos son sacrificados volcados, portazos disparos, una docena de manifestantes resultaron heridos, pero el prefecto Lépine y un agente que va a morir en el hospital. Una nueva protesta se llevará a cabo el sábado 16 de octubre y luego Domingo, 17 de octubre reunirá a 60.000 personas. Algunas reuniones y eventos se llevará a cabo en Bruselas, Gante, Amberes, Lieja, Londres, Milán, Nápoles, Nueva York (con escaramuzas en Madison ), etc Bandera a media asta en la campaña de protesta del Ayuntamiento de Lisboa, en Roma, Turín, Viena, Ginebra, Praga, Chicago, etc En Argentina, una reunión improvisada por la FORA , reunió a 20.000 trabajadores que piden huelga general Será efectiva al día siguiente y se prolongará hasta el 17 de octubre. en Montevideo (Uruguay) todos los oficios solemnemente abandonar el trabajo. 

 

periódico "umana La Protesta"

Número Header 120 de 13 de marzo 1909 (doc. Cira Lausanne)

13 de octubre 1906 , la producción en Milán (Italia), el primer número del periódico " La Protesta Umana ". Anarquista semanal creado por Ettore Molinari y Nella Giacomelli. El documento defiende las tendencias individualistas y anti-organizacionales volverán perseguido por la justicia. El individualista Pietro Bruzzi fue editor del periódico que no se detendrá 20 de noviembre 1909 después de 146 temas.

  

la conquista del pan

Cabecera de la primera edición de la revista

13 de octubre de 1934 , en Billancourt (entonces dep. Sena), el primer número de " La Conquista del Pan "Diario-Revisar las ideas libertarias. En la primera semana hasta el número 32, que luego se convirtió en quincenal y luego se detiene en diciembre de 1935 en su número 45a. Publicado por consejo Fernand con Emile Bidault como gerente, este diario abrirá sus columnas a todas las tendencias del anarquismo.

Periódico italiano que LIBERTARIO


Fragmento de cabecera N º 62 (nueva serie) del 12 de noviembre 1955

13 de octubre 1945 , la producción en Milán (Italia), el semanario " él Libertario "órgano de la" Federación Comunista Libertaria Lombard. " Sucede al diario " El Comunista Libertario "que fue publicado en la clandestinidad desde diciembre 1944 Publicado por Mario Mantovani, el primer periódico publicado semanal y quincenal (con algunas interrupciones) hasta 15 de septiembre 1961 El título ya utilizado entre 1903 y 1922 reaparecen en 1978 en Roma, como la revista mensual italiana Federación Anarquista.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada